Columpios Bambo - Reciclan

Columpios Bambo


COLUMPIOS BAMBO

Hablamos con COLUMPIOS BAMBO, entérate de cómo fue la concepción de esta empresa, su idea inicial y el cómo planea ayudar e inspirar el cambio en todo el mundo.


reciclan-columpios-bambo
reciclan-columpio-arcoiris-3

Sentada en un café en barrio Italia, y dándole vueltas al tema se me ocurrió el neumático, luego ponerlo de forma horizontal y luego de hacer un columpio. Mi idea original y que responde a una necesidad no cubierta aún; es la de una columpio que pueda instalarse adentro de un café para que un niño esté y juegue. De ahí partió y aún debo trabajar mucho más por ello, ya que, lo primero que se viene a la cabeza es el columpio colgado del árbol.

Pero el Columpio Bambo puede ser instalado desde un pequeño balcón en un depto., en un hospital en el área de kinesiología infantil (doné uno al CRS cordillera), en una sala de estar, en un café, en un árbol, en un bar, en fin donde tu imaginación dé, solo se necesita un área mínima de 1 metro x 1 metro.

Ya que el Columpio Bambo es más para jugarlo que para alcanzar grandes velocidades, aunque si el área lo da, realmente puedes bambolearte.

¿Cómo llegaste a trabajar con neumáticos y columpios?

Hace algunos años y producto de una crisis personal quise desarrollar algo propio. Siempre he amado la naturaleza, por lo que tenía que estar relacionado con la contribución al medioambiente.

Por otro lado tenía que responder a mi bolsillo ( que en ese momento era reducido ya que todo lo que trabajaba era para costear mi vida con mis 3 niños) así es que debía necesitar lo mínimo, un producto bien mínimal con algo que estuviera botado en la calle, fácil, que aportara parte importante del objeto, algo en que solo necesitara mis manos, no máquinas para no depender…

¿De dónde se consiguen los neumáticos?

Los neumáticos los recolecto de las vulcanizaciones, ahí generalmente se les acumulan pilas de neumáticos que van a la basura. También, recojo botados en la calle, playas o cualquier lugar donde me encuentre. Hay por todas partes.

¿Por qué se llama Bambo?

Buscando un nombre que me hiciera sentido, leyendo definiciones, encontré la palabra Bamboleo y de ella acoté a Bambo.

Fue emocionante ya que en esta palabra encontré una definición exacta del Columpio Bambo, que simplemente describe en que consiste ” movimiento de un cuerpo de un lado a otro sobre un punto fijo.

Movimiento oscilante, tambaleo, vacilación” todos esos movimientos ocurren en el Columpio Bambo, no así en el tradicional columpio que es un vaivén hacia adelante y hacia atrás, abarcando solo un plano del entorno.

Al bambolearse abarcas la tridimencionalidad del espacio, el columpio gira en un eje y se puede mover en todas las dimensiones y girar y dar vueltas cual movimiento de traslación de la tierra.

reciclan-prisma-interior-4

El neumáticos es redondo y el diseño de sus 3 cuerdas que llegan a un destorcedor de cadena que gira, son un lúdico complemento para explorar tanto para niños como para adultos. Generando espacios tanto de juego como de descanso.

¿Y cómo les ha ido?

Desde un principio este proyecto brilla por si sólo, a pesar de que ha sido un emprendimiento desarrollado paso a paso con muy pocos recursos, la recepción novedosa del producto ha sido exitosa. Oportunidades de crecer se me han ofrecido en variadas ocasiones y ya estoy por tomar algunas.

Este es un producto que aporta tanto a la motricidad como a la imaginación de los niños, incentiva el juego y el descanso y he encontrado un excelente recepción, ya que en el mercado no se ofrece algo parecido, casi todo es carcasa de plástico. Y los niños son los primeros en delatar cuando o no funciona un juego.

¿Quién fue tu primer cliente y qué sentiste cuando realizaste tu primera venta?

Partí con familiares y amigos probando y apenas lancé el proyecto hace un par de años, ya de a poco goteaban clientes que no conocía. Luego un par de revistas se acercaron para publicar el columpio y así sucesivamente comenzó la ola y un boca en boca de nuevos clientes. Siempre me emocionan las ventas, pues los columpios están hechos con amor y confeccionados a mano, cada uno por muy igual que se vea a otro nunca son iguales. Y me entretiene que el cliente quiera jugar también con los diseños y colores de acuerdo a sus espacios.

reciclan-columpio-prisma-4

¿Qué aporte al medio ambiente están haciendo con tu proyecto?

Desde un tiempo a esta parte mi lema es “Piensa sideral actúa hormiga”.

La idea es contribuir que sea con un grano de arena al cuidado del planeta y ser los más consecuente con en la elaboración del producto. Me hago cargo de todos mis retazos, de la basura que genera la producción de un columpio que practicamente es nada, pues son restos de huinchas y cuerdas que guardo para nuevos productos a futuro.

Al menos se han vendido unos 300 columpios aprox. en estos dos años de marcha blanca, sin duda entre que hayan 300 neumáticos botados en basurales o en la naturaleza, a que no lo estén ya es algo.

El columpio viene envuelto en un saco de arpillera o en un bolso reutilizable de jeans. Todo para evitar generar más basura, ya que lejos lo más fácil y barato es ir y comprar 1.000 bolsas plásticas por una ganga para empaquetarlo y olvidarme del tema. Pero para mí no va por ahí. Tengo corazón verde.

¿Qué les dicen tus clientes después que han probado tus productos?

Es gratificante el feedback de los clientes, con algunos me he emocionado mucho. Más que nada el columpio habla por si solo, y es que cuando ven a varios niños jugando en él, quedas contento como cliente ya que cumple el objetivo, a parte de colaborar con el emprendimiento chileno y con un producto hecho a mano y con amor.

¿Cómo quieres que la gente vea a Bambo?

En un futuro me gustaría que Bambo pudiera resolver varios temas a nivel comunidad y espacios públicos, relacionados con la familia y con los niños por sobre todo, ya que en general, siempre quedan fuera. Hoy recién! Algunos cafés ponen unos legos para que jueguen los niños. Siento que los espacios de la ciudad solo consideran al adulto, a excepción de las plazas con juegos, y las plazas solo a los niños. Qué pasa en invierno? Con el juego? En fin….

¿Cuál es tu sueño con este proyecto?

Poder llegar a todo el mundo, a todos los rincones, regalar columpios en lugares de escasos recursos, colgar columpios en todos los árboles que ofrezcan sus fuertes ramas, plantar árboles para colgar columpios, confeccionar columpios con comunidades marginales, que los columpios estén en todo lugar o espacio donde falte alegría, juego o descanso, que los jefes en sus oficinas tengan un columpio colgado (tengo una línea de columpios más elegantes con bandas elásticas), desarrollar un proyecto con los columpios que contribuya a sanar a niñas víctimas de abuso sexual, ofrecer más productos lúdicos con neumáticos u otros materiales encontrados, responder a las necesidades de los niños y también las de los adultos. Eso por el momento…

Quiero que Bambo sea un centro creativo para resolver ese tipo de problemáticas.

reciclan-columpio-arcoiris-4

¿Se vienen cosas nuevas para el 2019?

Si desde este año en adelante se viene la consolidación formal de Bambo y nuevos productos junto con un equipo que estoy conformando.

¿Quiénes son las personas que están detrás de Bambo?

Por el momento soy yo Isidora Irarrázaval, artista visual de profesión y con experiencia en diversidad de proyectos: artísticos, medioambientales, ambientaciones, producciones varias etc… me he movido hace ya unos 10 años en distintos escenarios y trabajos conociendo personas, oficios, formas, medios y materialidades que me han llevado a formar BAMBO.